Quiénes somos

Una idea, fundada en sólidas razones, única y singular en el mundo: que una tierra y sus ciudadanos celebren unidos y en concordia cada año el Día Mundial de la Poesía como una verdadera fiesta de la cultura, el conocimiento y la belleza. Convertir al Principado de Asturias en la Capital Mundial de la Poesía cada 21 de marzo, en que nace la Primavera, día en que la ONU convoca al mundo a celebrar el Día de la Poesía: este es el primer y gran objetivo de nuestro proyecto. Los pueblos necesitan grandes ideales colectivos, escribió el gran politólogo francés Maurice Duverger, para ir al encuentro de la tierra prometida. La grandeza de los hombres y de los pueblos se mide por la cultura que poseen. Un país pesimista, una nación que no lee no puede progresar.

Como los viejos y diestros marinos, hay que tener el coraje y salir del puerto seguro, navegar en el mar abierto y disfrutar del gozo de la navegación. Siempre un sueño que hacer para llenar de vida a la vida.

Lo dijo el gran escritor Amos Oz, “donde no hay poesía triunfa el mal”; “al mundo le faltan versos y le sobran fanatismo, violencia”, escribió Julián Marías, y otros males que están en la mente de todos. Federico García Lorca dijo que la poesía es una alerta a la sociedad. Y hay que estar despierto, porque sin conocimiento, sin ideas, sin libros, sin poesía, un día podemos descubrir que nos han robado la esperanza, es decir, todo.

Y nosotros estamos convencidos de que todos los sueños se cumplen si no se renuncia a perseguirlos.

La grandeza de los hombres y de los pueblos se mide por la cultura que poseen. Un país pesimista, una nación que no lee no puede progresar.